fbpx

Bienvenidos

La Reserva Natural Morombí es una iniciativa privada de la empresa Campos Morombí S.A.C.A., empresa del Grupo Riquelme. Como parte de su estrategia de uso sostenible y conservación de los recursos naturales, y de su responsabilidad social empresarial, la empresa gestionó la declaración oficial como área silvestre protegida de una amplia extensión de bosques de su propiedad.

Vivero de la Reserva Natural Morombi

La Reserva Natural Morombí es la primera reserva nacional privada del país y representa uno de los ecosistemas más ricos del mundo. Abarca 25.000 hectáreas de bosques nativos naturales que forman parte del Bosque Atlántico del Alto Paraná (BAAPA) y 6.000 hectáreas de humedales y campos abiertos arbolados.

Se halla ubicada en los departamentos de Caaguazú y Canindeyú. Es un hábitat rico en biodiversidad que alberga especies y plantas únicas en el mundo, muchas de ellas en peligro de extinción, incluyendo a una de las especies más emblemáticas de la fauna nativa: el yaguareté (Panthera onca). También se registran cerca de 300 especies de aves, gran diversidad de mamíferos y más de 60 especies de fauna y flora amenazadas a nivel nacional y global.

Desde 1980 el territorio de la Reserva Morombí es administrado y preservado por Campos Morombí SACA, como parte de su estrategia de responsabilidad social para el uso sostenible y conservación de los recursos naturales. En el 2001 fue declarada Reserva Natural por Decreto del Poder Ejecutivo Nº 14.910, logrando consolidar de esta forma su misión de conservación.

Vivero propio

“La Reserva cuenta con un vivero con capacidad de generar de 100.000 plantines al año, que se producen con semillas del mismo bosque”, comentó el Ing. Forestal José Benitez, encargado de los trabajos dentro de la Reserva.

Las plantas nativas producidas pertenecen a especies como: vyra ro, yvyra pyta, guatambu, Lapacho rosado, Lapacho amarillo, kupa’y, cedro, kurupa’y ra, kurupa’y kuru, trébol, guajaivi, timbo, tararé, manduvira, jacaranda, peterevy, urunde’y para, urunde’y mi, naranja hai, yvapovo, aguai, naranja ka’aguy. También se producen plantines de especies exóticas como eucalipto, grevilea, paraíso gigante y hovenia.

El proceso de los plantines, desde la semilla hasta estar listos para ser plantados, tienen un crecimiento de entre 3 y 8 meses, dependiendo de la especie.

Visitas y plantaciones

Como parte de la misión de la reserva, estos plantines son utilizados para proyectos de reforestación que se realizan a través de alianzas con empresas u organizaciones que buscan generar un impacto positivo en el medio ambiente a través de la reforestación de ciertas áreas de la reserva. Estas plantaciones también sirven como barrera natural entre humedales y zonas agrícolas.

Estudiantes, científicos, fotógrafos y entusiastas de la naturaleza son visitantes regulares de la Reserva, pudiendo así obtener conocimiento sobre la fauna y flora de la región del Bosque Atlántico del Alto Paraná de primera mano.

Durante los recorridos guiados por técnicos de la reserva, los visitantes pueden conocer el proceso de generación de plantines, preparación del suelo, traslado y siembra, así como el tratamiento post siembra.

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Más Noticias

Campaña soy guardaparque

Junto con las organizaciones Ambientales y el Ministerio del Ambiente nos adherimos a la campaña #SoyGuardaparque pidiendo justicia para el asesinato de los guardaparques Rumildo

Read More »