fbpx

Hogar del

Yaguarete

Entre las más de 60 especies amenazadas que habitan en la Reserva, se encuentra el
yaguareté (panthera onca). Sin embargo, la deforestación y la caza furtiva de los últimos
años resultó en la disminución de su población, además de obligarlos a salir a campos y
poblaciones cercanas a buscar alimentos.
Preservar su hábitat asegura que el yaguareté sobreviva, es por eso que es necesario
impulsar la creación de un corredor biológico entre las reservas Mbaracayu y Morombi.

Alianza Yaguareté:

Formamos parte de la Alianza Yaguareté, conformada por la Reserva Morombi, la Fundación Moisés Bertoni, WWF, la Eco Reserva Faro Moro, WCS Paraguay, entre otras instituciones y tiene como finalidad el estudio, conocimiento y el desarrollo de acciones que permitan conservar los grandes felinos en el eje entre las reservas Mbaracayú y Morombi y en tierras privadas del Chaco paraguayo.

Acciones para proteger:

Monitoreo e investigaciones científicas: de forma permanente la Reserva realiza un monitoreo de los ejemplares a través de cámaras trampa, donde se pueden observar y registrar ejemplares de la especie.

También se promueven y se colabora con investigaciones científicas locales e internacionales.

Cámara trampa

Yaguareté comiendo a su presa.

Estudio de Poblaciones

La Reserva participó de un estudio durante el 2007 y parte del 2008 las poblaciones de
grandes mamíferos, en particular la población de yaguaretés, en el marco de la Alianza
Yaguareté.
En el 2008 fue capturada una hembra de yaguareté, de aproximadamente 6 años, a quién
se le colocó un radiocollar y fue liberada. Se monitorearon sus movimientos durante un año,
para determinar sus zonas de movimiento y así resaltar la importancia de la conservación
de la última población de estos felinos.
En el 2009, la ejemplar de yaguareté fue recapturada y la información de sus movimientos
entre 2008 y 2009 fue registrada en un mapa, con lo que se pudo determinar con exactitud
cuáles fueron las zonas por donde estuvo durante ese tiempo.
A partir de esto se inician los estudios para desarrollar un plan de manejo de largo plazo
para conservar la población del yaguareté.